Fruto del monje: un edulcorante natural

Fruto del monje: un edulcorante natural

Asia se caracteriza por tener un milenario y amplio catálogo de medicina tradicional basada en el uso y preparación de diferentes plantas, hierbas y frutos como remedios naturales para diversas afecciones. Esta incalculable fuente de conocimientos ofrece una dulce y efectiva alternativa al azúcar: el fruto del monje.

El fruto del monje o monk fruit, también conocido como Luo Han Guo (Momordica grosvenorii Swingle) o fruta de la longevidad, proviene de una planta cucurbitácea, similar a la planta del melón o de la calabaza, llamada Siraitia grosvenorii (Swingle), la cual se cultiva en algunas regiones montañosas de China y Tailandia.

Este exótico fruto es de forma ovalada, tiene un color que varía del verde al marrón conforme se va secando y su tamaño no supera al de una naranja, se le atribuyen excelentes propiedades tanto nutricionales como medicinales, pero más allá de sus bondades curativas, el fruto del monje resalta por su increíble dulzura natural.

Una dulzura que proviene de los glucósidos y mogrósidos presentes en todo el fruto, desde la pulpa hasta su corteza exterior, los cuales ofrecen altas concentraciones de glucosa y fructosa que, en promedio, es 400 veces más dulce que el azúcar de caña y mucho más saludable.

Es decir, el fruto del monje es un edulcorante natural y seguro para las personas con diabetes y también una opción ideal para aquellos que deseen llevar un régimen de alimentación más saludable.

Beneficios del fruto del monje

La medicina tradicional China le atribuye al fruto del monje diferentes cualidades y beneficios para el cuerpo humano, porque se considera que tiene efectos antiinflamatorios, antivirales, antialérgicos, calmantes y digestivos.

Además, mejora la función hepática, respiratoria y cardíaca, pero principalmente contribuye al control de la diabetes y la pérdida de peso.

Es por ello que, desde tiempos inmemoriales, se sirve como componente principal en bebidas calientes para aliviar síntomas de alergia, asma y resfríos, tales como tos con flema, ronqueras y dolores de garganta. De igual forma se utiliza para calmar la indigestión y el estreñimiento pero sin efectos laxantes.

Adicionalmente, se cree que ofrece resultados positivos en el tratamiento de la hipertensión así como en la prevención de algunos tipos de cáncer.

Sin embargo, lo que realmente está volcando la atención hacia este fruto y haciendo cada vez más popular su consumo en occidente, es su gran potencial para endulzar con pocas calorías y sin efectos secundarios.

A diferencia del azúcar regular y otros edulcorantes artificiales, la dulzura natural que se obtiene del extracto del fruto del monje ayuda a disminuir y regular el colesterol, los triglicéridos y los niveles de glucosa o azúcar en sangre, por lo que puede usarse como un componente edulcorante seguro para quienes padecen diabetes.

Por la misma razón, es una estupenda opción para aquellos que quieren realizar dietas especiales para mantener la figura, debido a que no posee calorías, carbohidratos ni grasas.

Y no solo es un buen sustituto del azúcar tradicional, también es rico en antioxidantes, flavonoides, vitamina C y otros ácidos saludables, que retardan el envejecimiento, no en vano le llaman la fruta de la longevidad.

Formas de consumo

El Luo Han Guo o fruto del monje se puede cocinar, hornear, mezclar, añadir y preparar de numerosas formas, como jugos, sopas, salsas, tés y postres, puesto que no pierde sus propiedades ni se deteriora al ser calentado.

Recientemente se ha notado un auge o incremento de su presencia en el mercado occidental, gracias a diversas empresas que se han dedicado a comercializar el fruto del monje en formatos más manejables para el público general, como el extracto en polvo y la versión granulada.

A su vez, varias marcas reconocidas, que llevan años buscando un ingrediente capaz de endulzar, de agradable sabor y sin los efectos nocivos del azúcar, han comenzado a utilizar el fruto del monje como edulcorante en sus bebidas, postres congelados, productos horneados, aderezos de ensalada, jarabes, entre otros alimentos.

Y se espera que en los años por venir, se desarrollen nuevas y mejores presentaciones del fruto del monje hasta lograr su masificación como fuente alternativa a la azúcar procesada.

El fruto del monje como edulcorante keto

La mayoría de las personas que deciden incorporar el fruto del monje a su dieta diaria lo hacen buscando una opción natural para endulzar sus bebidas y alimentos, porque el extracto de este fruto carece totalmente de calorías y aporta una mínima cantidad de carbohidratos.Sus beneficios y características más resaltantes lo posicionan como una novedosa y confiable opción para incluir en la dieta cetogénica como edulcorante keto.

Puesto que estar a dieta no necesariamente significa renunciar a sabores dulces, ya que los alimentos y bebidas preparados con edulcorantes a base del fruto del monje expanden las opciones bajas calorías que respetan los lineamientos de la alimentación cetogénica.

Al ser un edulcorante natural de alta intensidad que no afecta los niveles de glucosa e insulina en la sangre, es una alternativa muy llamativa y segura para las personas diabéticas pero, también lo es, para quienes siguen planes alimenticios saludables bajos en azúcar y carbohidratos como la dieta keto o cetogénica.

Fruto del monje vs Stevia

Tanto el extracto del fruto del monje como el edulcorante Stevia tienen ventajas y desventajas que los caracterizan y los hacen únicos, ampliando la oferta de sustitutos naturales para el azúcar procesada que no afecten la salud ni los regímenes alimenticios de manera negativa.

Por ejemplo, el Luo Han Guo es entre 300 y 500 veces más dulce que el azúcar común; su extracto contiene cero calorías, cero carbohidratos, cero sodios y cero grasas. Esto lo perfila como una alternativa edulcorante para los consumidores y fabricantes de productos dietéticos o bajos en calorías.

Mientras que la Stevia es de 200 a 300 veces más dulce que el azúcar corriente y sus edulcorantes se preparan a partir de componentes presentes en las plantas de Stevia. Generalmente se utiliza la Stevia rebaudiana, una hierba que contiene cero calorías, cero grasas y cero carbohidratos.

Aunque las características y beneficios de los edulcorantes de Stevia, son muy similares a los edulcorantes de la fruta del monje, siempre existen algunas diferencias y desventajas que debe tomarse en cuenta:

La fruta del monje es difícil de cultivar y su comercialización para la zona occidental apenas está emergiendo, lo que hace que sus presentaciones como edulcorante sean más difíciles de conseguir que los edulcorantes a base de Stevia.

Algunos productos alimenticios elaborados con fruto del monje, pueden contener también otros edulcorantes como la dextrosa, lo que puede alterar la percepción de sus perfiles nutricionales.

El sabor de la Stevia puede tener cierta amargura en su sabor, mientras que el fruto del monje suele ser un poco más dulce y bastante cercano al del azúcar. Sin embargo, ambos extremos tienen sus detractores, por lo que la elección recaerá en el gusto de cada persona.Los edulcorantes que contienen Stevia suelen ser más costosos, incluso más costosos que los productos elaboras con azúcar.

El edulcorante de Stevia puede ocasionar reacciones alérgicas, si el consumidor es alérgico a algunos de los componentes de la familia de la planta de Stevia. Mientras que el fruto del monje es considerado un producto apto para personas alérgicas.

Al utilizar cualquier tipo de edulcorante siempre es importante tener en cuenta la manera en la que son procesados, el grado de calidad natural y el tipo de presentación, ya sea extracto en polvo o concentrado líquido, ya que esto influye en el resultado final.

Igualmente es importante revisar que el alimento o producto a consumir no contenga otros tipos de azucares añadidos que pueden afectar o alterar los niveles de colesterol o glucosa, por lo que se recomienda leer con atención la etiqueta con los ingredientes.

Tabla de equivalencias del fruto del monje en polvo

El extracto en polvo de la fruta del monje o Luo Han Guo ha sido reconocido como seguro para el consumo humano por Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés), tanto como suplemento dietético, ingrediente alimentario y como edulcorante.

La siguiente tabla de equivalencia del fruto del monje en polvo busca ofrecer una guía fácil de comprender para que pueda ser utilizado como edulcorante de alimentos de forma regular ya que brinda equivalencias comparadas con la azúcar refinada y el Stevia:

Edulcorante a base de fruto del monje en polvo

Edulcorante a base de Stevia en polvo

Azúcar refinada

200 gramos

133 gramos

200 gramos

1 taza

2/3 taza

1 taza

1/2 taza

1/3 taza

1/2 taza

Otra equivalencia que vale la pena resaltar, es que 14 gramos de extracto edulcorante de fruto de monje equivalen a una cucharada de miel de maple.

Para finalizar, solo resta comentar que los consumidores están cada vez más conscientes de lo que se llevan a la boca, por lo que vendrán más y mejores innovaciones en el campo de los edulcorantes naturales, con soluciones y propuestas funcionales para reemplazar el azúcar que seguramente acercarán el fruto del monje a las mesas de muchos hogares.

Referencias

Biotransformation of Mogrosides from Siraitia grosvenorii Swingle by Saccharomyces cerevisiae

Food Plants of China by Shiu-ying Hu |

The Journal of Agriculture Food Chemistry. Noviembre 2002. Vol. 50 

The Plant List: Momordica grosvenorii Swingle |