Artroscopia en rodillas y hombros: todo lo que deberías saber

Artroscopia en rodillas y hombros: todo lo que deberías saber

Las lesiones deportivas son más comunes de lo que imaginamos.

Normalmente ocurren durante competiciones de alta intensidad o mientras se realiza un entrenamiento. En muchos casos es necesario un tratamiento quirúrgico que ayude a reparar los daños ocasionados por la lesión.

La práctica quirúrgica utilizada con mayor frecuencia para tratar estos terribles daños es la artroscopia.

H2 ¿Qué es la cirugía de artroscopia?

Es un método quirúrgico y de diagnóstico poco invasivo, donde se puede observar la articulación afectada a través de una cámara de tamaño muy pequeño. Esto permite que el médico especialista pueda tratar la lesión sin hacer una incisión de gran tamaño.

Tratar las lesiones con esta particular cirugía ayudará a minimizar las cicatrices y los daños, además, según indica la web de la Clínica Universidad de Navarra, el tiempo de recuperación es más rápido en comparación con otros métodos.

Esta técnica quirúrgica ha sido practicada desde el año 1932, sin embargo, cobra vida en la década de los 90’s. Desde entonces, el avance tecnológico ha ayudado a que la artroscopia sea la cirugía preferida por los deportistas y demás pacientes.

Rodillas y hombros son las articulaciones más afectadas por lesiones, por lo que son las partes del cuerpo donde más se pone en práctica la artroscopia.

¿Cómo se hace una operacion de rodilla?

La realización de una artroscopia de rodilla consiste en hacer dos pequeñas incisiones que midan menos de un centímetro, cada incisión debe estar a un lado del tendón rotuliano. A través de una de esas aperturas se introduce la cámara (artroscopio), una vez realizado esto, el cirujano podrá ver la estructura de la rodilla y tratar el área afectada.

Con la ayuda de unos pequeños instrumentos insertados en la otra incisión, el médico cirujano podrá reparar o eliminar todo el tejido afectado por la lesión.

Normalmente esta cirugía se realiza con anestesia local, sin embargo, en algunos casos es necesario colocar anestesia regional o general.

H3 Tipos de anestesia

Básicamente, existen tres tipos de anestesia:

Anestesia local: solo se aplica para adormecer la rodilla que será operada.

Anestesia regional: se aplicada en la mitad del cuerpo (desde la cintura hasta los pies).

Anestesia general: el paciente es adormecido por completo; esta es aplicada solo en algunos casos.

Un hecho importante es que con la anestesia local y regional, el paciente podrá apreciar el procedimiento quirúrgico en el monitor que se conecta con la cámara.

Aunado a esto, el paciente debe ser colocado en la posición decúbito supino, es decir, acostado completamente recto sobre la camilla, con las rodillas levemente flexionadas y la rodilla que será operada colocada sobre un inmovilizador.

Las lesiones o condiciones que se pueden tratar con procedimientos de artroscopia son las siguientes:

Ligamento cruzado.

Reconstrucción o separación parcial o completa del menisco.

Eliminación de tejido muerto de la rodilla por artrosis.

Osteocondritis disecante.

H3 Duración del procedimiento

Generalmente tiene una duración de 30 minutos a 1 hora, aunque el tiempo dependerá de los hallazgos que realice el medico durante el proceso.

Luego del procedimiento, el paciente podrá ser dado de alta el mismo día o al día siguiente.

Y ¿Qué sigue después de ser operado por artroscopia?

¡La recuperación!

Esta es la clave para que los resultados sean realmente los esperados y así regresar a la práctica deportiva o a las tareas del día a día sin problema alguno.

La recuperación de esta cirugía suele ser más rápida que la de una operación tradicional.

Una buena recuperación consta de varias pautas según OrthoInfo (American Academy of Orthopaedic Surgeons:

Alivio de la inflamación

Se recomienda mantener la pierna tratada elevada los primeros días post-operatorios. Algunos cirujanos recomiendan colocar hielo para aliviar la inflamación y el dolor.

Vendaje y limpieza

Una vez dado de alta, el paciente tendrá un vendaje que cubrirá la rodilla. Es importante siempre mantener la venda limpia y seca, al igual que las incisiones.

El medico también dará una serie de indicaciones donde señalará cuando será posible lavar las incisiones y cuando será pertinente cambiar las vendas.

Muletas

Las muletas juegan un papel muy importante en la recuperación, la mayoría de los pacientes requieren de ellas después de hacerse la cirugía, puesto que, la pierna no puede soportar el peso del cuerpo.

Visitas regulares al medico

Días después de la artroscopia de rodilla es necesario visitar al médico cirujano para que este evalúe el progreso. El especialista también se encargará de autorizar cuando dejar las muletas.

Ejercicios de rehabilitación

Los ejercicios de rehabilitacion de rodilla despues de artroscopia son sumamente importantes. Es indispensable ejercitar la rodilla durante varias semanas tras la operación.

Para que la recuperación sea óptima el paciente debe tener un programa de ejercicios terapéuticos.

La asociacion de artroscopia recomienda el método RICE (por sus siglas en ingles)

Significa:

R= Rest – Descanso

I= Ice – Hielo

C= Compression Comprensión

E= Elevation – Elevación

H2 Ejercicios de intensidad baja

Algunos ejercicios de intensidad baja son:

Contracción de cuádriceps

La posición inicial para realizar este ejercicio es acostado sobre el estómago, el paso siguiente será colocar una toalla enrollada debajo del tobillo de la rodilla en la que se realizó el procedimiento. Cuando el paciente esté en posición presionará el tobillo sobre la toalla, siempre manteniendo la pierna extendida y recta.

Esta posición se mantendrá durante 5 segundos aproximadamente, luego se procede a un descanso.

Nota: repetir no más de 10 veces.

Tensión en el tendón de la corva

El paciente se debe acostar con las rodillas flexionadas a 10 grados aproximadamente, luego deberá presionar los talones contra el suelo mientras contrae los músculos de la parte de atrás de los muslos.

La tensión se debe mantener por 5 segundos, luego descansar y repetir al menos 10 veces.

Contracción de glúteos

En este ejercicio se utiliza la misma postura de la tensión en el tendón de la corva, pero, en este caso el musculo que se debe contraer o prensar son los glúteos.

Tensar por 5 segundos, soltar, descansar y repetir 10 veces.

Nota: al realizar este ejercicio no es recomendable moverse.

H2 Ejercicios de intensidad media

Entre los ejercicios de rehabilitación de intensidad media se encuentran:

Elevación de pierna

Primero, el paciente debe acostarse de espaldas, luego flexionará la rodilla no tratada para entonces extender la otra rodilla mientras tensa el cuádriceps. Cuando consiga esta posición, levantará suavemente la pierna dejándola a unos 8cm del suelo, después la bajará lentamente hasta tocar el piso.

Este ejercicio debe realizarse en series; cada serie constará de 5 repeticiones del movimiento, luego descanso y luego 5 repeticiones más. Eso contará como una serie.

Estiramiento del cuádriceps

El ejercicio se realizará de pie, doblando la rodilla operada y llevando suavemente la planta del pie hasta el glúteo.

Dato: para llevar estos ejercicios a nivel intenso, el paciente deberá colocar un máximo de 4-5 libras (1-2 kilogramos) de peso en los tobillos.

H2 Ejercicios de alta intensidad

Subir un escalón de frente

El paciente se coloca de frente a un banco (o escalón) de aproximadamente 15cm de altura y luego deberá subir la pierna operada y pisar en este, mientras mantiene la otra pierna en el aire.

Entonces bajará suavemente, regresando a la posición inicial.

Repetir 10 veces.

Caminata corta

Caminar una distancia corta es un ejercicio excelente para recuperar poco a poco la movilidad de la rodilla.

La caminata debe ser despacio y sin hacer mucha presión a la rodilla.

Nota: después de las 6 semanas de operación puede aumentar el ritmo de la caminata. No obstante, es recomendable consultarlo antes con el médico cirujano.

Por otra parte, la recuperacion operacion de menisco artroscopia dependerá del tipo de lesión. Si la rehabilitación se lleva a cabo de forma correcta, la recuperación será en 3 meses.

Y esto es todo lo que necesitamos saber sobre el procedimiento de artroscopia realizado en las rodillas.

Por otro lado están los hombros, las otras articulaciones que son tratadas con la técnica de artroscopia.

H2 ¿Qué es la artroscopia de hombros?

La artroscopia de hombros, al igual que la de rodilla, requiere de anestesia. Se realiza con el paciente en posición decúbito lateral (el cuerpo acostado sobre un lado) o sentado.

El médico cirujano especialista realizará tres pequeñas incisiones, estas deben medir alrededor de los 8mm y nunca más de 1cm. Por allí se introducirá la cámara que hará posible observar todos los tejidos y articulaciones del hombro y también facilitará ña colocación los instrumentos necesarios para realizar el procedimiento.

H3 ¿Cuáles son las lesiones de hombro más frecuentes?

El médico cirujano y traumatólogo Jesús Mudarra, señala en su página web que, las lesiones más frecuentes son tendinitis del bíceps y capsulitis adhesiva. Por otra parte, la clínica DAM sostiene que la lesión más común ocurre en el manguito rotador.

Es por ello que, la artroscopia de hombro manguito rotador es la más frecuente.

Sin embargo, es muy útil para otras lesiones como: subacromial pinzamiento y la osteoartritis acromioclavicular.

Anteriormente, la cirugia de hombro luxado y la cirugia de hombro abierta eran los procedimientos encargados de tratar estas lesiones, hoy en día la artroscopia es la preferida por los pacientes y la elegida por los médicos.

Saber cuanto dura una artroscopia de hombro es de gran importancia para el paciente; normalmente el tiempo varía de acuerdo al paciente, a las técnicas que aplique el cirujano y a otros factores que pueden surgir durante el procedimiento.

Aunque, el proceso quirúrgico no durará más de dos horas.

Tras la intervención por artroscopia, lo siguiente será la recuperación.

¿Cómo es la recuperación de la artroscopia de hombro?

Cuando no hay lesión en el manguito rotador, la recuperación tan solo lleva dos o tres semanas, en el caso de que sea tratado el manguito rotador, recuperarse puede tardar entre dos y tres meses.

El Dr. Manuel Mendoza López, señala en la página web Topdoctors que, cuando han sido intervenidos atletas o deportista de contacto, la recuperación puede extenderse hasta los 6 meses.

Sin embargo, después de los 7-10 días postoperatorios (cuando ya las suturas hayan sido retiradas) el paciente podrá cumplir con actividades básicas como comer y bañarse.

H3 El descanso

Asimismo, como dormir despues de una operacion de manguito rotador es una duda muy común entre los pacientes y que además, juega un papel muy importante en la recuperación.

Los primeros días después de la operación es recomendable dormir en posición reclinada, esto ayudará a que no haya tensión en las articulaciones del hombro y en los tejidos cercanos.

Para dormir en esta posición cómodamente y sin molestar el hombro, se sugiere lo siguiente:

Colocar varias almohadas en la espalda que permitan mantener la posición reclinada sin causar dolores ni calambres lumbares.

No reclinarse por completo.

Preferiblemente evitar dormir de lado (específicamente del lado del hombro operado)

En el caso de tener el cabestrillo, colocar almohadas entre el brazo y el tórax ayudará a tener un poco más de comodidad.

Es importante resaltar que, con el paso de las semanas de recuperación el paciente podrá reclinarse poco a poco.

La artroscopia hombro complicaciones puede llevar a que el paciente no cumpla a cabalidad las recomendaciones pautadas por el médico. Sin embargo, las complicaciones después de una artroscopia son muy bajas y la recuperación es segura.

Pero, para que la recuperación sea logre al 100%, se recomienda que el paciente realice una serie de ejercicios de rehabilitación que ayudarán a recuperar la movilidad y la flexibilidad del hombro.

Entre estos ejercicios se encuentran:

Caminata por la pared con los dedos

El paciente debe tener el brazo recto, luego coloca los dedos sobre la pared y comienza una caminata hacia arriba (sobre la pared o el marco de la puerta), con el objetivo de llegar lo más alto posible.

Nota: hacer la caminata por 10 segundos y repetir tres veces.

Flexión del hombro

El brazo debe estar en posición recta, luego elevará el brazo lentamente hasta lograr señalar el techo (siempre manteniendo el codo recto).

Mantener esta posición por 10 segundos, luego bajar, tomar un descanso y repetir el ejercicio tres veces.

Algunos cirujanos ortopedistas y fisioterapeutas sugieren hacer ejercicios de movilidad 10-15 minutos tres veces al día.

De esta manera se acompaña correctamente el procedimiento de artroscopia en el hombro.

El hombro y la rodilla son articulaciones necesarias para poder completar satisfactoriamente casi todas las actividades del día a día. Y para los deportistas son articulaciones incluso más importantes.

Su correcto cuidado es vital para disfrutar de nuestro cuerpo.