Así te avisa el cáncer


El cansancio, la pérdida de peso… pueden alertar de él, aunque son realidades presentes en muchas personas, por estrés o por hacer dieta. El cuerpo tiene otras formas de avisar, y conocerlas puede ser revelador

El primer dato que queremos darte es que no siempre que aparece uno de los síntomas que te explicamos en las páginas siguientes significa que en tu cuerpo se esté formando un tumor. De hecho, en la inmensa mayoría de las veces esas molestias tendrán otra explicación -seguramente mucho más banal y común- y bastará con modificar algunos hábitos o seguir las recomendaciones médicas para ponerle remedio.

Disponer de información facilita tomar decisiones más acertadas. Por eso, y sin pretensión de ser tremendistas, hemos recopilado las otras formas de manifestarse que en ocasiones “utilizan” los tumores, aquellos más sibilinos y traicioneros que se ocultan para no ser detectados.

Si en los últimos tiempos has notado “que tú ya no eres tú”, que tu cuerpo no te responde y notas algunos de estos síntomas, estudia cuál puede ser la causa. Y si la situación persiste, acude a tu médico con los datos que creas importantes.

Diagnósticos que mejorarán en un futuro

Tratándose de oncología no todos los profesionales se ponen de acuerdo en los protocolos diagnósticos (y, a veces, tampoco sobre los tratamientos). Un estudio publicado recientemente en la prestigiosa revista “British Medical Journal” asegura que las pruebas diagnósticas preventivas, que se practican aunque no haya síntomas para intentar encontrar tumores incipientes en personas que forman parte de un grupo de riesgo, no contribuyen a evitar muertes por cáncer. Es el caso del cribaje de cáncer de colon: unos años atrás se insistía en que las personas de más de 50 años debían someterse a una colonoscopia preventiva; hoy en día ya no se hace tanto hincapié y muchos especialistas se decantan por la prueba de sangre oculta en heces, que no supone una “invasión” en el cuerpo.

Tú puedes ser la primera en notar “algo raro”

Desde siempre en SABER VIVIR hemos abogado por el autocuidado. Y tratándose de esta enfermedad, aún con más motivo. Hay que dar importancia a síntomas “raros” que persisten en el tiempo. Los médicos los denominan “síntomas guía” y son aquellos que, aun sin tener aparentemente relación con un posible tumor, sirven de pista para detectarlo.

Sin olvidar…

La pérdida de peso injustificada. Aunque trates siempre de cuidar tu peso lo cual es saludable-, mantente alerta si los kilos bajan con demasiada facilidad en poco tiempo.

• Una febrícula “rara”. Que las dé- cimas de fiebre duren semanas no es algo normal.

• Debilidad extrema. No es lo mismo sentirse cansada que exhausta. Si ya te levantas así, presta atención a esa señal.

   

log in

reset password

Back to
log in