Alimentación anticáncer de mama


Desde hace muchos años sabemos que un estilo de vida saludable disminuye la aparición de los tumores, y que incluso los supervivientes tienen menor probabilidad de que el tumor vuelva o por supuesto de presentar otro tipo de tumores.

Según datos del Fondo Mundial para la Investigación de Cáncer, la mala alimentación es responsable de entre un tercio y la mitad de todos los casos de cáncer.
CLAVES PARA PREVENIR EL CÁNCER CON LA DIETA

Como explica la Dra. Aitana Calvo, “sabemos que el tabaco y el alcohol aumentan las posibilidades de padecer tumores, y que el ejercicio físico, el control del peso y la dieta sana se asocian a una menor probabilidad de padecer tumores”. Sobre lo que es una dieta sana, la especialista precisa que está “basada en vegetales, frutas, cereales integrales o legumbres, que debe incluir un tercio o menos de proteínas animales, y limitar el con-sumo de carne roja o procesada, primando en cambio el consumo de aceite de oliva, pescado, frutos secos, semillas, aguacate, lácteos y carne de pollo”. . .

Las crucíferas como col, brócoli, kale o heno, y el ajo son especial-mente interesantes para prevenir el cáncer porque se ha demostrado que tienen un efecto antiproliferativo de las células tumorales. Por su parte, la doctora Natália Eres recomienda “una alimentación lo más ecológica posible, con baja carga glucémica y apenas carne, llena de alimentos vivos (germinados, verdura fresca…)”. Que tengan baja carga glucémica significa que no van a hacer subir rápidamente el nivel de glucosa en la sangre, y hay estudios que demuestran que las células tulflorales “se alimentan” de glucosa y que esta es la “gasolina” que utilizan para propagarse.

PERO PREVENIR NO SIGNIFICA CURAR

Un estudio del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) constató que la alimentación con dieta mediterránea disminuye el riesgo de recaída y los efectos secundarios de los tratamientos hormonales. Por tanto, parece claro que se puede hablar de alimentación anticáncer, pero esto no puede llevarnos a pensar que existe una alimentación para curar el cáncer. No hay estudios que apoyen esta idea.

   

log in

reset password

Back to
log in