Día del cáncer de mama: el diagnóstico precoz, clave del éxito


El 19 de octubre se celebra el Día Internacional contra el cáncer de mama, el tumor más común en el sexo femenino, que afecta a una de cada nueve mujeres.

Cada año se diagnostican 26.000 nuevos casos de cáncer de mama en España, y entre 1,5 y 1,6 millones en todo el mundo. Es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres, pero uno de los que mejor pronóstico tienen: entre el 70 y el 75% de las afectadas se curan. En temas de salud siempre se habla de prevención, sin embargo, según nos confirma el doctor Cortés, Jefe del Programa de cáncer de mama de los hospitales Ruber Internacional y Ramón y Cajal, y uno de los más reputados expertos en la materia, es dificil prevenido, ya que no se conocen las causas.

“Más que prevenir, lo importante es que el diagnóstico sea precoz”, afirma. Y para que el diagnóstico sea precoz y la enfermedad se pueda descubrir lo antes posible, es fundamental que la mujer detecte cualquier alteración en la morfología de la mama cuanto antes. Para ello, según los expertos, nada mejor que la combinación de la autoexploración (una práctica inocua pero que puede ser de vital importancia) y la participación en los cribados mediante mamografía. Y… ¿por qué se produce?

CÓMO TRATARLO?
El tratamiento más adecuado depende del tipo y el estadio del tumor.
Hay distintas opciones:
local (cirugía y radioterapia), sistémico (que afecta a todo el cuerpo, como la quimioterapia), antihormonal y terapias dirigidas o inmunodirigidas, una de las líneas de investigación que más promete en un futuro próximo.

Los factores de riesgo son, principalmente, el sexo (tiene una clara prevalencia en la mujer: de cada 100 casos en mujeres se da tan solo 1 en hombres), la edad (a más edad, más riesgo), los estrógenos (es más frecuente en mujeres que han tenido la menarquía a una edad muy temprana y/o la menopausia a una edad avanzada, además de en pacientes con terapia hormonal sustitutiva) y el consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco.

También existe un componente genético, que supone un 5% de los casos, y las pacientes cuyas madres o abuelas hayan padecido un cáncer de mama deberán someterse a una vigilancia estratamientos son más selectivos y menos tóxicos, y se hacen menos necesarios los ciclos de quimioterapia, muy agresiva. Según nos confirma el doctor Cortés, la temida mastectomía es el último recurso: hoy en día, entre el 60 y el 70 % de los casos de cáncer de mama no requieren de la cirugía de extirpación de la mama. Y en muchos de los casos en que sí es necesaria, los médicos apuestan por la cirugía única de mastectomía y reconstrucción: “depende del tipo de tumor y del tratamiento posterior, pero si es posible hacerla, es lo más recomendable y lo mejor para la paciente”, añade.

MASTECTOMIA PREVENTIVA: UN CASO EXTREMO

En 2013, la actriz Angelina Jolie decidió, por motivos médicos y familiares (es portadora del gen BRCA1, que aumenta dramáticamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovario, enfermedad de la que murió su madre), someterse a una doble mastectomía profiláctica que supuso un gran revuelo a nivel social. En aproximadamente un 5% de los casos existen alteraciones genéticas demostradas relacionadas con el cáncer de mama, yen estos casos sí puede ser recomendable someterse a esta intervención a nivel preventivo. Una decisión drástica pero que, si los médicos consideran que el riesgo de padecer un cáncer es suficientemente alto, está más que justificada.mama_peq

Via www.casil.es

Autoexplóratea conciencia

La autoexploración no previene el cáncer, pero sí ayuda a detectarlo a tiempo. Los médicos recomiendan llevarla a cabo una vez al mes a partir de los 25-30 años, siempre en la semana después de terminar la menstruación (en mujeres que no hayan llegado a la menopausia) y en cualquier momento las que la hayan alcanzado. Escanea con tu smartphone o tablet este código QR para ver un interesante y práctico vídeo creado por Asisa que te enseñará paso a paso cómo realizar la autoexploración correctamente.

EN TRES PASOS

Desnúdate de cintura para arriba y ponte frente al espejo. Levanta los brazos sobre la cabeza e inspecciona ambos pechos buscando cualquier irregularidad. ‘17 Junta las manos tras la cabeza y presiona hacia delante. Después, presiona las manos fuertemente sobre las caderas e inclínate hacia el espejo mientras adelantas hombros y codos. Estos dos movimientos realzan cualquier cambio en el contomo del pecho. Tanto de pie como tumbada, examina cuidadosamente cada seno con los dedos. La ducha es un buen momento, pues el agua jabonosa facilita encontrar pequeñas masas o protuberancias.

 

   

log in

reset password

Back to
log in